martes, 1 de abril de 2014

EL JOVEN VENDEDOR DE BONICE

"Bonice, Bonice".. Grita con su vocecilla invitando al viandante a refrescarse con un polo de hielo...Al otro lado su madre vende,cobra y carga con la nevera de los helados..


Buen día .. Helen.


  Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Creado a partir de la obra en http://lafragu.blogspot.com/.

12 comentarios:

  1. Que bonito, para no comprarle helados :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algun@s también se lo llevarían a casa..Un saludo :)

      Eliminar
  2. Bueno, esta vez me quedo sólo con la calidad fotográfica, que no es poca, pero de verdad que con lo que a veces desprecio esta sociedad..., eso tampoco me gusta, definitivamente.
    Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente deacuerdo contigo,pero cuando vives en estas latitudes ves cosas que te son incomprensibles e inconcebibles de donde vienes,no quiero decir que esté bien ni mucho menos,este niño deberia estar en una guardería o en su casa bajo ningún concepto en la calle vendiendo nada... pero aún así es afortunado,otros en su situación desgraciadamente son obligados a pedir limosna en las esquinas de los semáforos.. Un besazo mi estimada mosca :)

      Eliminar
  3. Vine a ver al joven vendedor pero no me imaginé que fuera taaaaan joven
    Viéndolo por el lado amable por lo menos ayuda a su madre a trabajar
    y no a mendigar
    Una foto conmovedora que deberían ver los niños más privilegiados
    cuyo único trabajo es estudiar y aún así son flojos
    Me encanta como retratas la realidad social
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la boca llena de razón... Muchos deberian ver las penurias de estas criaturas desde tan tierna edad,para valorar un poco mas lo que tienen.. Un saludo maja :)

      Eliminar
  4. Gran retrato de este pequeñín a pesar de estar vendiendo en la calle!
    Es adorable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un niño con un duro futuro .. Un saludo :)

      Eliminar
  5. Un gran retrato callejero desde el punto de vista fotográfico y con muchas posibles interpretaciones desde el social. Criticar la situación sentado en mi sillón, acá en Europa, con la temperatura de mi casa regulada a 22 grados, escuchando el adagio de Albinoni sin molestias porque todas mis ventanas y puertas tienen aislante termoacústico, con los niños aparcados en la guardería municipal (gratis), o el colegio de EGB (gratis), o en el Instituto (también gratis), me parecería de un fariseísmo imperdonable.
    Lo cierto es que los padres de esos países son tan amantes de sus hijos -yo diría que más, sin temor a equivocarme- como lo pueda ser cualquier padre en Europa o en los Estados Unidos de CentroNortAmérica, por citar algunos lugares, y una de sus mayores preocupaciones es la de que sus hijos estudien y lleguen a ser unos buenos "profesionales" para lo que realizan sacrificios personales que muchos padres de "civilizaciones avanzadas" no estarían dispuestos a asumir. Y puedo afirmar esto porque lo se de primera mano, sin que nadie me lo cuente.

    Si no tiene dinero para pagar una empleada, si no dispone de guardería gratis donde dejar a su hijo, ¿qué puede hacer esa madre?. Muy simple, llevarse a su hijo al trabajo. Y, para qué trabaja, pues para darle de comer y algún día tratar de pagarle unos estudios. Y qué gana el chiquito, pues aprende algo que en otros sitios hemos olvidado: que para conseguir algo en la vida hay que esforzarse. Estoy seguro que, cuando sea mayor, estará muy, pero que muy agradecido a su madre y la recordará vendiendo helados con mucho cariño.

    Esta es mi lectura de la fotografía y la fotografía es muy buena puesto que me ha hecho pensar y eso también cuesta esfuerzo, aunque no tanto como vender helados en la calle.

    Un fuerte abrazo, Helen, y enhorabuena, es una gran foto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente deacuerdo contigo Miguel... En la sociedad europea se ha perdido el aprecio a las cosas y el esfuerzo que hay que hacer para conseguirlas.. Conozco muchas familias donde los escolares desde muy temprana edad trabajan y estudian para ayudar a la economía familiar,cierto que por otro lado podriamos pensar,que los niñ@s no deben trabajar,pero aquí como bien dices no hay otra forma... Imagino que lo sabras,pero aquí en el Ecuador las escuelas fiscales ( públicas) tienen guarderías para que las adolescentes que han sido madres puedan dejar a sus hij@s mientras asisten a clase y no pierdan su futura formación... En muchas ocasiones el mal llamado "primer mundo" deberia dejar su prepotencia y aprender un poco de este otro lado.. Un abrazo amigo :)

      Eliminar
  6. Miguel ha plasmado una realidad que deja sin palabras, excepto añadir que en Europa pronto veremos a nuestros niños vendiendo helados, porque la crisis ya deja ver sus efectos en la calle.
    La foto tiene una calidad excelente, como fotografía, además de la calidad humana que le otorga ese pequeño y la historia que nos cuenta, la realidad que nos plasma.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente es así.. Esa situación fue uno de los motivos que me hizo dejar España y empezar una nueva vida en estas tierras.. Un saludo y gracias por tus palabras :)

      Eliminar

martes, 1 de abril de 2014

EL JOVEN VENDEDOR DE BONICE

"Bonice, Bonice".. Grita con su vocecilla invitando al viandante a refrescarse con un polo de hielo...Al otro lado su madre vende,cobra y carga con la nevera de los helados..


Buen día .. Helen.


  Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Creado a partir de la obra en http://lafragu.blogspot.com/.

12 comentarios:

  1. Que bonito, para no comprarle helados :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algun@s también se lo llevarían a casa..Un saludo :)

      Eliminar
  2. Bueno, esta vez me quedo sólo con la calidad fotográfica, que no es poca, pero de verdad que con lo que a veces desprecio esta sociedad..., eso tampoco me gusta, definitivamente.
    Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente deacuerdo contigo,pero cuando vives en estas latitudes ves cosas que te son incomprensibles e inconcebibles de donde vienes,no quiero decir que esté bien ni mucho menos,este niño deberia estar en una guardería o en su casa bajo ningún concepto en la calle vendiendo nada... pero aún así es afortunado,otros en su situación desgraciadamente son obligados a pedir limosna en las esquinas de los semáforos.. Un besazo mi estimada mosca :)

      Eliminar
  3. Vine a ver al joven vendedor pero no me imaginé que fuera taaaaan joven
    Viéndolo por el lado amable por lo menos ayuda a su madre a trabajar
    y no a mendigar
    Una foto conmovedora que deberían ver los niños más privilegiados
    cuyo único trabajo es estudiar y aún así son flojos
    Me encanta como retratas la realidad social
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la boca llena de razón... Muchos deberian ver las penurias de estas criaturas desde tan tierna edad,para valorar un poco mas lo que tienen.. Un saludo maja :)

      Eliminar
  4. Gran retrato de este pequeñín a pesar de estar vendiendo en la calle!
    Es adorable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un niño con un duro futuro .. Un saludo :)

      Eliminar
  5. Un gran retrato callejero desde el punto de vista fotográfico y con muchas posibles interpretaciones desde el social. Criticar la situación sentado en mi sillón, acá en Europa, con la temperatura de mi casa regulada a 22 grados, escuchando el adagio de Albinoni sin molestias porque todas mis ventanas y puertas tienen aislante termoacústico, con los niños aparcados en la guardería municipal (gratis), o el colegio de EGB (gratis), o en el Instituto (también gratis), me parecería de un fariseísmo imperdonable.
    Lo cierto es que los padres de esos países son tan amantes de sus hijos -yo diría que más, sin temor a equivocarme- como lo pueda ser cualquier padre en Europa o en los Estados Unidos de CentroNortAmérica, por citar algunos lugares, y una de sus mayores preocupaciones es la de que sus hijos estudien y lleguen a ser unos buenos "profesionales" para lo que realizan sacrificios personales que muchos padres de "civilizaciones avanzadas" no estarían dispuestos a asumir. Y puedo afirmar esto porque lo se de primera mano, sin que nadie me lo cuente.

    Si no tiene dinero para pagar una empleada, si no dispone de guardería gratis donde dejar a su hijo, ¿qué puede hacer esa madre?. Muy simple, llevarse a su hijo al trabajo. Y, para qué trabaja, pues para darle de comer y algún día tratar de pagarle unos estudios. Y qué gana el chiquito, pues aprende algo que en otros sitios hemos olvidado: que para conseguir algo en la vida hay que esforzarse. Estoy seguro que, cuando sea mayor, estará muy, pero que muy agradecido a su madre y la recordará vendiendo helados con mucho cariño.

    Esta es mi lectura de la fotografía y la fotografía es muy buena puesto que me ha hecho pensar y eso también cuesta esfuerzo, aunque no tanto como vender helados en la calle.

    Un fuerte abrazo, Helen, y enhorabuena, es una gran foto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente deacuerdo contigo Miguel... En la sociedad europea se ha perdido el aprecio a las cosas y el esfuerzo que hay que hacer para conseguirlas.. Conozco muchas familias donde los escolares desde muy temprana edad trabajan y estudian para ayudar a la economía familiar,cierto que por otro lado podriamos pensar,que los niñ@s no deben trabajar,pero aquí como bien dices no hay otra forma... Imagino que lo sabras,pero aquí en el Ecuador las escuelas fiscales ( públicas) tienen guarderías para que las adolescentes que han sido madres puedan dejar a sus hij@s mientras asisten a clase y no pierdan su futura formación... En muchas ocasiones el mal llamado "primer mundo" deberia dejar su prepotencia y aprender un poco de este otro lado.. Un abrazo amigo :)

      Eliminar
  6. Miguel ha plasmado una realidad que deja sin palabras, excepto añadir que en Europa pronto veremos a nuestros niños vendiendo helados, porque la crisis ya deja ver sus efectos en la calle.
    La foto tiene una calidad excelente, como fotografía, además de la calidad humana que le otorga ese pequeño y la historia que nos cuenta, la realidad que nos plasma.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente es así.. Esa situación fue uno de los motivos que me hizo dejar España y empezar una nueva vida en estas tierras.. Un saludo y gracias por tus palabras :)

      Eliminar