sábado, 20 de abril de 2013

VECINDAD

Siempre he sido un poco "voyeur". Cuando era niña y la canícula estaba en todo su esplendor,dedicaba las largas tardes de verano a observar tras los visillos los movimientos de la gente mientras imaginaba historias de detectives. 
Ahora la intuición detectivesca va mas allá y por medio de los patios se puede conocer mas a tus vecinos.


Si tienen niños o no,en que trabajan incluso lo que han comido o van a comer.
No es solo la mezcla de olores de las viviendas,también a través de las voces y la música sabemos como se encuentran nuestros vecin@ hoy.


 

También hay vecin@s que no tienen el mas mínimo recato y directamente sacan medio cuerpo por la ventana o la tapia para ver lo que esta haciendo el de al  lado.







Siempre he creído que para ser un buen "voyeur" hay que ser discret@ y ver sin ser visto,en eso reside el morbo del mirón.
En los patios de las vecindades también se pueden encontrar objetos a los que inventar una historia y convertirlos en mágicos e interesantes,como este horno industrial  de 1960.


Ah!!! Importante. No olvidéis cerrar la puerta ;-)


Photos by La Fragua Don't use them without permission

Buen Sábado.
Helen. 

2 comentarios:

sábado, 20 de abril de 2013

VECINDAD

Siempre he sido un poco "voyeur". Cuando era niña y la canícula estaba en todo su esplendor,dedicaba las largas tardes de verano a observar tras los visillos los movimientos de la gente mientras imaginaba historias de detectives. 
Ahora la intuición detectivesca va mas allá y por medio de los patios se puede conocer mas a tus vecinos.


Si tienen niños o no,en que trabajan incluso lo que han comido o van a comer.
No es solo la mezcla de olores de las viviendas,también a través de las voces y la música sabemos como se encuentran nuestros vecin@ hoy.


 

También hay vecin@s que no tienen el mas mínimo recato y directamente sacan medio cuerpo por la ventana o la tapia para ver lo que esta haciendo el de al  lado.







Siempre he creído que para ser un buen "voyeur" hay que ser discret@ y ver sin ser visto,en eso reside el morbo del mirón.
En los patios de las vecindades también se pueden encontrar objetos a los que inventar una historia y convertirlos en mágicos e interesantes,como este horno industrial  de 1960.


Ah!!! Importante. No olvidéis cerrar la puerta ;-)


Photos by La Fragua Don't use them without permission

Buen Sábado.
Helen. 

2 comentarios: