lunes, 29 de abril de 2013

TOCAR LAS NUBES CON LAS MANOS


He conocido sitios hermosos pero Nanegalito está entre mis preferidos.
Tras una relajante bajada y al recodo del camino se vislumbra una población rural verde y fertil,donde las nubes se pueden tocar.


  El río trae rumores de la montaña y al cruzarlo, el viejo puente de "guadua" (bambú)  nos guia al interior de la pequeña población de no mas de 1.000 habitantes dedicados básicamente a la ganadería.







Nos hospedamos en una fonda del pueblo y nos costó subir. Mas de 150 escalones hasta llegar arriba,un esfuerzo que  mereció la pena  para  poder disfrutar de las vistas de todo el valle.









En sitios así es fácil perderse ó encontrarse según el caso....Habría que estar muerto para no dedicar un instante  tocar las nubes con las manos.


 Buen lunes.
Helen. --> -->

10 comentarios:

  1. toca las nubes, pero no mientras te subes los 150 peldaños, por favor, je,je, desde luego todos estos parajes que muestras, al menos para una europea, no son exóticos, es que no existe la palabra, y yo he tenido la fortuna de haber viajado, pero ya te digo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras subia de lo que me acordaba era de la madre que pario a la cuesta y eso que la foto esta hecha mas o menos a la mitad...
      Son parajes que no dejan indifernte a nadie...
      Saluditos andinos.Helen ;-)

      Eliminar
  2. Que preciosidad, pero debío de ser agotador tanta escalera para arriba y para abajo.
    Besos
    Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor era tener que bajar a la tienda a por las botellas de agua,la hospederia solo tenia los dormitorios y los baños para lo demas habia que bajar al pueblo asi que imaginaye,pero mereció mucho la pena.
      Besos andinos.Helen. ;-)

      Eliminar
  3. Madre mia...150 escalones! Me canso sólo con esribirlo. Eso si estoy de acuerdo contigo... Tuvo que valer la pena porque tus fotos nos muestran unos paisajes de ensueño! Besoooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imaginatelo por la noche..Para volver.gracias por visitarme Teresa,besos andinos.Helen. ;-)

      Eliminar
  4. qué gusto da ver tanto verde!
    150 escalones no son nada si la recompensa es esa vista! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego no quieres bajar jejeje...Gracias por visitarme Petdelop .Helen.

      Eliminar
  5. En mi caso encontrarme, querida Helen, no imaginas cómo necesito esa vuelta a la naturaleza de la que hablaba Hölderlin.
    ¿Y dices que se dedican a la ganadería? Creo que podría ser perfectamente pastora.
    Idílico lugar!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y para cuando un "kit-kat"?...ya va siendo hora ¿no?.Besazos andinos.

      Eliminar

lunes, 29 de abril de 2013

TOCAR LAS NUBES CON LAS MANOS


He conocido sitios hermosos pero Nanegalito está entre mis preferidos.
Tras una relajante bajada y al recodo del camino se vislumbra una población rural verde y fertil,donde las nubes se pueden tocar.


  El río trae rumores de la montaña y al cruzarlo, el viejo puente de "guadua" (bambú)  nos guia al interior de la pequeña población de no mas de 1.000 habitantes dedicados básicamente a la ganadería.







Nos hospedamos en una fonda del pueblo y nos costó subir. Mas de 150 escalones hasta llegar arriba,un esfuerzo que  mereció la pena  para  poder disfrutar de las vistas de todo el valle.









En sitios así es fácil perderse ó encontrarse según el caso....Habría que estar muerto para no dedicar un instante  tocar las nubes con las manos.


 Buen lunes.
Helen. --> -->

10 comentarios:

  1. toca las nubes, pero no mientras te subes los 150 peldaños, por favor, je,je, desde luego todos estos parajes que muestras, al menos para una europea, no son exóticos, es que no existe la palabra, y yo he tenido la fortuna de haber viajado, pero ya te digo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras subia de lo que me acordaba era de la madre que pario a la cuesta y eso que la foto esta hecha mas o menos a la mitad...
      Son parajes que no dejan indifernte a nadie...
      Saluditos andinos.Helen ;-)

      Eliminar
  2. Que preciosidad, pero debío de ser agotador tanta escalera para arriba y para abajo.
    Besos
    Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor era tener que bajar a la tienda a por las botellas de agua,la hospederia solo tenia los dormitorios y los baños para lo demas habia que bajar al pueblo asi que imaginaye,pero mereció mucho la pena.
      Besos andinos.Helen. ;-)

      Eliminar
  3. Madre mia...150 escalones! Me canso sólo con esribirlo. Eso si estoy de acuerdo contigo... Tuvo que valer la pena porque tus fotos nos muestran unos paisajes de ensueño! Besoooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imaginatelo por la noche..Para volver.gracias por visitarme Teresa,besos andinos.Helen. ;-)

      Eliminar
  4. qué gusto da ver tanto verde!
    150 escalones no son nada si la recompensa es esa vista! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego no quieres bajar jejeje...Gracias por visitarme Petdelop .Helen.

      Eliminar
  5. En mi caso encontrarme, querida Helen, no imaginas cómo necesito esa vuelta a la naturaleza de la que hablaba Hölderlin.
    ¿Y dices que se dedican a la ganadería? Creo que podría ser perfectamente pastora.
    Idílico lugar!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y para cuando un "kit-kat"?...ya va siendo hora ¿no?.Besazos andinos.

      Eliminar