miércoles, 10 de abril de 2013

DESCENSO HACIA EL AMAZONAS.

Desde niña he tenido ese gusanillo de "aventurero" un poquito canalla,intrépido y un tanto temerario.
Quería ser como Clark Gable en "Mogambo" ó  Allan  Quatermain en "Las minas del rey Salomón" y lo que es la vida,no he llegado a ese punto pero si me siento afortunada de haber podído experimentar,ver y conocer rincones y personas que jamas imaginaría se pudiesen cruzar en mi vida.

Hace poco tiempo que viaje al Oriente ecuatoriano que es selva virgen, concretamente a la provincia de Pastaza.  Pase  4 días y 3 noches con una comunidad indígena los "Achuar",comiendo y viviendo como ellos,sin luz, con el agua del río Puyo para todo,durmiendo en una cabaña de caña y en completa comunión con la naturaleza.
Aprendí muchas cosas,entre ellas lo esclavos que somos de la sociedad de consumo y lo fácil que es la vida....Pero como este viaje fue muy largo y muy intenso,iré contándolo por partes.


 Hicimos un descenso por el río Puyo hasta su unión con el río Pastaza  donde pasa a convertirse en el mayor río de la tierra, el Amazonas.
Nos levantamos al amanecer,Baltasar nuestro guia y anfitrión nos preparo un desayuno a base de jugo de frutas,yuca asada e infusión de hierbas aromáticas y salimos de camino al río donde una canoa nos esperaba.

 
  


Empezamos el descenso por el río Puyo,impresiona ver la anchura del cauce entre una orilla y otra que según nos contaba Baltasar podía llegar a mas de un kilómetro en algunos tramos.




Baltasar nos recomendó no meter las manos en el agua ya que hay bastantes caimanes en estas tierras y podríamos tener un disgusto,es mas cuando empezamos el descenso en la canoa venia con  nosotros un perro y al preguntarle por él,nos respondió que en caso de ataque de caimanes,se les lanza el perro y así nos da tiempo a huir ya que el ataque de un saurio de este tipo podría partir en dos nuestra canoa y acabar con todos nosotros en menos de dos minutos.
Afortunadamente no hubo necesidad y el perro salto nadando en cuanto empezamos a coger algunos rápidos.

 




Mas de media hora estuvimos bajando por el río Puyo,tramos rápidos,mas lentos,con piedras y las sabias manos del barquero que en más de una ocasión nos hizo pasar de lado ante el choque inminente con algún pedrusco.
En un pequeño remanso donde el nivel del agua esta mas bajo,descendimos de la canoa y empezamos la subida la mirador del "Indi Churis" para poder observar la unión de estos dos ríos en toda su magnificencia.





 El camino del mirador era bastante empinado y pedregoso...Pero arriba nos esperaban unas formidables hamacas donde descansar y disfrutar de una vista maravillosa...
¿Que os parece, a que tengo razón?



Hicimos buena amistad con Baltasar así que no descartamos volver para vivir otra aventura.
Feliz miércoles.

10 comentarios:

  1. ¡Que gozada! me imagino que ha sido un viaje inolvidable.
    Besos
    Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda una aventura Susana,para volver a repetir...Besos andinos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Petdeloup por visitarme y por tus palabras. :).Saludos andinos.Helen.

      Eliminar
  3. Ya estoy llorando, porque además del viaje, el entorno y las fotografías de lujo, yo sé lo que espera cuando lleguéis a destino.
    Esto merece ser retwiteado, facebookceado y compartido de todas las maneras posibles.
    Besos para ambas

    ResponderEliminar
  4. Piola hija no sufras,me alegro que te guste.Besos andinos.Helen.

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas fotos. Debió ser una experiencia bonita conocer esa parte del Ecuador. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fué una experiencia que pienso repetir en cuanto pueda...gracias por visitarme.Saludos andinos .Helen. ;-)

      Eliminar
  6. Aiiiii Helen pero qué aventurera eres!!! Flipo con tus aventuras, tus fotos... Tu blog es una ventana abierta a un mundo lejano pero que tu nos acercas con esa naturalidad tan tuya! Seguirte es un auténtico placer!!!!!! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable Teresa,la mayor satisfación del viajero,es que al contar sus aventuras pueda hacer vivirlas de nuevo a quien tiene en frente( o al otro lado del cable ;-) )..Un besazo andino. ;-)

      Eliminar

miércoles, 10 de abril de 2013

DESCENSO HACIA EL AMAZONAS.

Desde niña he tenido ese gusanillo de "aventurero" un poquito canalla,intrépido y un tanto temerario.
Quería ser como Clark Gable en "Mogambo" ó  Allan  Quatermain en "Las minas del rey Salomón" y lo que es la vida,no he llegado a ese punto pero si me siento afortunada de haber podído experimentar,ver y conocer rincones y personas que jamas imaginaría se pudiesen cruzar en mi vida.

Hace poco tiempo que viaje al Oriente ecuatoriano que es selva virgen, concretamente a la provincia de Pastaza.  Pase  4 días y 3 noches con una comunidad indígena los "Achuar",comiendo y viviendo como ellos,sin luz, con el agua del río Puyo para todo,durmiendo en una cabaña de caña y en completa comunión con la naturaleza.
Aprendí muchas cosas,entre ellas lo esclavos que somos de la sociedad de consumo y lo fácil que es la vida....Pero como este viaje fue muy largo y muy intenso,iré contándolo por partes.


 Hicimos un descenso por el río Puyo hasta su unión con el río Pastaza  donde pasa a convertirse en el mayor río de la tierra, el Amazonas.
Nos levantamos al amanecer,Baltasar nuestro guia y anfitrión nos preparo un desayuno a base de jugo de frutas,yuca asada e infusión de hierbas aromáticas y salimos de camino al río donde una canoa nos esperaba.

 
  


Empezamos el descenso por el río Puyo,impresiona ver la anchura del cauce entre una orilla y otra que según nos contaba Baltasar podía llegar a mas de un kilómetro en algunos tramos.




Baltasar nos recomendó no meter las manos en el agua ya que hay bastantes caimanes en estas tierras y podríamos tener un disgusto,es mas cuando empezamos el descenso en la canoa venia con  nosotros un perro y al preguntarle por él,nos respondió que en caso de ataque de caimanes,se les lanza el perro y así nos da tiempo a huir ya que el ataque de un saurio de este tipo podría partir en dos nuestra canoa y acabar con todos nosotros en menos de dos minutos.
Afortunadamente no hubo necesidad y el perro salto nadando en cuanto empezamos a coger algunos rápidos.

 




Mas de media hora estuvimos bajando por el río Puyo,tramos rápidos,mas lentos,con piedras y las sabias manos del barquero que en más de una ocasión nos hizo pasar de lado ante el choque inminente con algún pedrusco.
En un pequeño remanso donde el nivel del agua esta mas bajo,descendimos de la canoa y empezamos la subida la mirador del "Indi Churis" para poder observar la unión de estos dos ríos en toda su magnificencia.





 El camino del mirador era bastante empinado y pedregoso...Pero arriba nos esperaban unas formidables hamacas donde descansar y disfrutar de una vista maravillosa...
¿Que os parece, a que tengo razón?



Hicimos buena amistad con Baltasar así que no descartamos volver para vivir otra aventura.
Feliz miércoles.

10 comentarios:

  1. ¡Que gozada! me imagino que ha sido un viaje inolvidable.
    Besos
    Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda una aventura Susana,para volver a repetir...Besos andinos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Petdeloup por visitarme y por tus palabras. :).Saludos andinos.Helen.

      Eliminar
  3. Ya estoy llorando, porque además del viaje, el entorno y las fotografías de lujo, yo sé lo que espera cuando lleguéis a destino.
    Esto merece ser retwiteado, facebookceado y compartido de todas las maneras posibles.
    Besos para ambas

    ResponderEliminar
  4. Piola hija no sufras,me alegro que te guste.Besos andinos.Helen.

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas fotos. Debió ser una experiencia bonita conocer esa parte del Ecuador. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fué una experiencia que pienso repetir en cuanto pueda...gracias por visitarme.Saludos andinos .Helen. ;-)

      Eliminar
  6. Aiiiii Helen pero qué aventurera eres!!! Flipo con tus aventuras, tus fotos... Tu blog es una ventana abierta a un mundo lejano pero que tu nos acercas con esa naturalidad tan tuya! Seguirte es un auténtico placer!!!!!! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable Teresa,la mayor satisfación del viajero,es que al contar sus aventuras pueda hacer vivirlas de nuevo a quien tiene en frente( o al otro lado del cable ;-) )..Un besazo andino. ;-)

      Eliminar